Entrevista | Martín Churba, un diseñador que apuesta por lo nuevo.

Diseñadores que hacen historia. Así es Martín Churba, un artista consagrado y referente de la moda actual. Apuesta, arriesga e innova desde sus inicios. En sus comienzos, después de varios intentos para vender sus diseños textiles en Argentina, viajó a Nueva York a probar suerte, dónde logró conquistar a Roberto Cavalli, entre otros diseñadores de alta costura. Creó junto con Jessica Trosman la icónica marca Trosman Churba, un hit en los 90. Siguió desde siempre exportando sus productos al mundo entero y abrió su propia marca en el 2002, Tramando, que tiene su sello personal y con la que nunca deja de explorar. Además participa activamente en compromisos sociales, como lo hace con La Juanita, una cooperativa de desocupados. Apasionado y emprendedor, seguro de sí mismo, tiene conceptos claros sobre lo que significa la moda para él, cómo se viste la mujer actual, y todo lo que hay que saber para poner en marcha un negocio en el mundo de la moda hoy.

 

18

¿Cómo arrancaste, cómo fueron tus comienzos en el mundo de la moda y el diseño textil?
Mis comienzos fueron en una estampería de serigrafía textil, de mi tío León, que era hermano de mi papá. Él estaba encantado con la serigrafía textil y en un galponcito se armó una mesa de 9 metros. Ahí viví mis primeras experiencias con la pintura serigráfica, con las telas. La verdad que me enamoré de la materia textil y de la posibilidad de generar arte sobre tela. Ahí comenzó todo.

img_0449

Sabemos que desde hace años estás muy comprometido con el trabajo social. ¿Qué significa para vos, estar comprometido de esta manera con la sociedad y con la moda?
Creo mucho en los proyectos que arraigan y anclan fuertemente en su comunidad, esos proyectos generan un vínculo que les da identidad y también pertenencia. Entonces hacer moda, algo que podría ser tan impersonal, y a la vez tan personal, con el contenido social de un proyecto, se vuelve casi la célula madre. En ese sentido vuelvo a mirar lo social siempre como una oportunidad, nunca como una elección, sino como una oportunidad única de hacer que los proyectos se valoricen en relación a su comunidad. No lo veo como posible vivir en un proyecto desarraigado, por lo menos necesitaría otros espacios de conexión. Para mí lo social le da contenido y contexto a mi vida.

¿Qué impacto sentís que tuvo Trosman Churba en la moda de los 90 en la Argentina?
El caso de Trosman Chruba fue muy concreto y creo que tuvo que ver con la libertad para diseñar. Hasta ese momento las marcas nacionales tenían que ser avaladas por una marca extranjera a la cual miraban o copiaban. La moda misma, la propuesta de moda, también tenía que tener un aval internacional, por ejemplo, se decía que se usa el color tal y este tipo de prenda y punto, no se exploraba más allá de eso. Eso es lo que decía la moda y estaba avalado por las marcas internacionales y entonces no había discurso que pudiera ir en contra. Trosman Churba diversifica este juego y plantea una propuesta textil lúdica e independiente. Y se convierte así en una marca importantísima para la moda Argentina.

¿Un lugar de diseño en el mundo?
Para mí uno de los lugares más importantes de la moda y también del arte, son las boutiques de Comme des Garcons en Japón, en Europa y Estados Unidos, porque son lugares que están hechos como espacios de arte por arquitectos que piensan el espacio como experiencia. Tienen producciones ligadas a la moda, pero también ligadas a otras métricas o a otras disciplinas. Son muy libres y se vuelven espacios muy enriquecedores.

fullsizerender
Su nueva colección para este verano.

¿Podrías contarnos de tu inspiración para esta nueva colección?
Mi colección se llama Valores, y se inspira en eso, en el tema del “valor”, que está dado muchas veces por cuestiones muy absolutas como el dinero y en otras variables de la vida, por valores mucho menos tangibles, como el diseño o el valor de lo auténtico, o de la identidad. La colección trabaja con iconografía de la moneda en la estampa, así como también repensando el valor del diseño en cada prenda.

¿Cómo describirías la forma de vestir de la mujer de Tramando?
La mujer de hoy se viste con todas las leyes de la moda femenina. Por eso siento que la mujer tiene un espacio de libertad en Tramando, donde las prendas permiten nuevas conjugaciones, otras léxicas vestimentarias y otros ritos. El hecho de que una prenda puedas usarla de día o de noche, ya te abre el juego a que puedas crear tu look, tu historia y tu energía visual. Para nosotros el indumento es la piel social y de alguna manera queremos que el indumento de Tramando te permita usar esa piel con libertad.

¿Una prenda que vaya a ser tendencia este verano?
Para mí la prenda más importante de este verano, son las camisolas.

Camisola by TRAMANDO

captura-de-pantalla-2016-11-22-a-las-11-27-57-a-m

Vos fuiste, y sos un emprendedor, ¿Qué le recomendarías a una persona que desea abrir su propia marca de moda?
Yo como emprendedor recomendaría desemprender. Es bastante contradictorio pero quiere decir que hoy la inmaterialidad de los negocios, dada por Internet, creo que más que emprender, lo que te propone es que desemprendas estructuras y plantees nuevas maneras de hacer, más livianas y más inmateriales. La idea no es que dejen de hacer, sino que hay que ver cómo hay que hacer de otra manera.

¿Alguna prenda que sea tu preferida de todas tus colecciones?
Mis favoritas son las de Art Couture, que son piezas de mí colección que se confeccionan con mucha dedicación y trabajo, son de alta costura, pero versión Tramando.

 

Share!